El Saludo del Sacerdote - Kardiognosis

Vaya al Contenido

El Saludo del Sacerdote

La Misa paso a paso > Ritos Iniciales
EL SALUDO DEL SACERDOTE
Una vez hecha la señal de la cruz, el sacerdote saluda al pueblo diciendo: “El Señor esté con ustedes”; o bien, con alguna fórmula trinitaria como por ejemplo: “La gracia de nuestro Señor Jesucristo, el amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo estén con todos ustedes”. Los fieles responden: “Y con tu espíritu”.

Origen
Este saludo tiene origen de corte bíblico, que podemos observar en los inicios de las cartas que dirige San Pablo a las distintas comunidades, haciendo un esbozo de los principales temas que abordará.

Sentido
1. Los fieles cristianos congregados en la Celebración Eucarística, en razón del Bautismo, han sido incorporados a Cristo conformando el Pueblo de Dios.
2. Por tanto, con el saludo que hace el sacerdote está reconociendo que tiene delante a un pueblo santo, que se ha reunido en el nombre de Cristo para participar y alimentarse de su Palabra y de su Cuerpo.
3. Este saludo se dirige a la asamblea con el pronombre ustedes; no debe emplearse el nosotros, porque debe provocar en el pueblo la respuesta: “Y con tu espíritu”. Es un diálogo que se inicia entre el sacerdote y el pueblo de Dios al que sirve.
4. El compromiso es que todos los bautizados estamos llamados a la plenitud de la santidad, que es la misma para todos, y todos están igualmente llamados al apostolado común manifestando el rostro del Padre en el servicio (cfr. Lumen Gentium, 32).

Recomendaciones:
• Se recomienda que el sacerdote que presida haga después del saludo a la Asamblea, una monición de introducción para preparar a los fieles a la Misa del día, la cual, deberá ser muy breve. No se puede convertir en pequeña homilía. Su objetivo es despertar la atención de los participantes y abrirlos al mensaje de la celebración.
• En este sentido, cada Celebración Eucarística nos anuncia y realiza un aspecto del misterio salvador de Cristo. Para que los fieles puedan adherirse más conscientemente a él, es conveniente hacerlo presente en el inicio de la celebración.
Pbro. Dr. Julio César Saucedo
@kardiognosis
Copyright 2013-2019
Kardiognosis
Regreso al contenido